jueves, 6 de septiembre de 2012

Bienvenid@s

      Soy docente y hace tres años me jubilé. Desde ese entonces tenía la idea de iniciar un proyecto diferente que me mantuviera ocupada y no caer en la tan temida depresión que suele acompañar a esta etapa tan particular de la vida.
      Confieso que soy “cibernauta” y estoy convencida de que la aparición de internet ha cambiado mucho de nuestros hábitos. Por ello decidí incursionar en una experiencia de este tipo y la creación de este blog ha sido como un “embarazo planificado.       


   ¡Claro! este “embarazo” ha sido un poco largo. Durante estos tres años he ido planeando cada detalle; desde su diseño hasta la forma de administrar cada una de los temas o “entradas”. Sin embargo, siempre ha existido un poco de “miedo” a la hora de hacerlo público hasta que por fin tomé la decisión y hoy les doy la bienvenida a todo aquel o aquella internauta que quiera acompañarme en esta aventura.
     ¿Sobre que voy a hablar? Por supuesto que sobre el TEJIDO. A diferencia de otros blogs, me dedicaré más a los aspectos "técnicos", aunque por su puesto publicaré algunos de mis proyectos, aunque en realidad esa no es mi meta. 
     Siendo niña mi mamá me enseñó a tejer crochet y a bordar; desarrollé gran pasión por las actividades manuales en detrimento de otras áreas como la habilidad culinaria (en este aspecto debo confesar que soy un desastre). Recuerdo que en esa época  hojeaba con avidez las revistas japonesas de crochet y soñaba con tejer esos hermosos vestidos, abrigos y chalinas que lucían las modelos. 
     Como esas revistas estaban en japonés mi mamá me enseñó a leer los esquemas pero nunca me indicó el nombre de esos “palitos, cruces y círculos” que yo ejecutaba con avidez mientras tejía los vestidos para mi Barbie.   Años más tarde, siendo adolescente, una amiga de mi mamá me enseñó a tejer con dos agujas. Recuerdo que en esa época hacían furor los sweater  tejidos con pabilo, hilo grueso de algodón que se utiliza para amarrar nuestras tradicionales “hallacas”.
         A partir de ese momento me di cuenta que con sólo dos puntos básicos, el derecho y revés, podía hacer infinidad de labores. Esta vez me sabía al menos los nombres y aprendí a leer los esquemas. De esta manera logré desentrañar maravillosos punto calados, trenzas y lazadas hasta llegar a aventurarme a la confección de algunas prendas.
         Sin embargo, poco a poco empezaron a surgir las dificultades. Por ejemplo, los nombres de los hilos publicados en las instrucciones de las revistas no se parecían para nada a los que vendían en la mercería. Por eso, generalmente, el producto final de mi trabajo muy poco tenía que ver con las fotos publicadas en las revistas.
         En otras ocasiones, no sabía como hacer el acabado final puesto que las revistas raras veces lo indicaban. Por otra parte, iniciaba los proyectos sin tomar en cuenta las tallas señaladas  en las instrucciones y el trabajo resultaba ser demasiado grande o demasiado pequeño.
         Con el tiempo, y después de tanta frustración, abandoné el tejido. Ahora, ya jubilada,  y con tiempo para hacer otras cosas como el yoga y la danza árabe, decidí retomar mis agujas y hacer una evaluación de los errores cometidos y me dí cuenta de que no basta con tomar las agujas y tejer. Si queremos que nuestra labor realmente sea de calidad es necesario tener una serie de conocimientos, que rara vez aparecen en las revistas, que nos permitan culminar satisfactoriamente nuestro trabajo y mostrarlo con orgullo.
  ¿Qué tipo de hilo emplear? ¿Cómo puedo saber qué número de agujas usar? ¿Por qué mi trabajo no me quedó como el de la revista? ¿Cómo agrandar o disminuir las tallas? Estas son sólo algunas de las preguntas que nos hemos hecho tod@s cuando decidimos emprender esta tarea.



     A todas esas interrogantes y a muchas otras pretendo darle respuesta a través de este blog. Por supuesto, se que otras blogger@s han dedicado su tiempo y esfuerzo en abordar algunas de estas inquietudes. A su debido tiempo, iré indicando y reconociendo la labor de algun@s de ell@s puesto que me han inspirado en la realización de este blog y sería mezquino de mi parte no hacerlo.
     Y bueno, como no todo es técnica, también pretendo hacer referencia a mitos y leyendas sobre tejedoras y ¿por qué no? sobre otros temas que a lo largo del tiempo iré compartiendo con tod@s ustedes. Así que nos vemos en una próxima entrega.

    




8 comentarios:

  1. Qué lindo proyecto!! Estoy segura de que voy a aprender mucho de tu mano. Hace 6 años aprendí sola y a los golpazos (jaja) a tejer al crochet. Mi abuela me aclaró muchas dudas, otras las fui puliendo a través de los años. Pero no me he animado nunca a tejer prendas de vestir por ejemplo. Asi que segurísimo voy a andar por acá leyendo tus tutoriales.
    Miles de éxitos y gracias! :)

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu proyecto, yo tejo desde muy chiquita, ahora tengo 60, al crochet, pero siempre es como que me falta aprender cosas, por ejemplo el tema del grosor de la lana o el hilo y usar la aguja adecuada, espero poder aprender esas cosas o quizas como referente de las cosas que no se. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Bienvenidas!!! Muchas gracias por sus palabras de aliento que me animan a seguir con este proyecto y espero dar respuesta a todas sus dudas. Nos seguiremos viendo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola amiga!!!
    Bienvenida a este mundo bloguerill.
    Un fuerte abrazo venezolano!

    ResponderEliminar
  5. Un millón de gracias Marisol y bienvenida. Recibe un gran abrazo!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola rosa bienvenida a este mundo blogueril , me encanta el proyecto que tienes en mente en cuanto al tejido. Tu llevas mas tiempo que yo al aprender, yo si empece mas tarde y con un curso que apenas aprendi lo basico, o sea el reves y el derecho, y hacia muestras de las puntadas , hasta y aprendi por las revistas, se hacer sueter pero no me quedan igual a las de las revistas, y claro al ver que no salian igual deje las agujas. Hasta que volvi a retomar el tejido y las agujas. Bueno espero que te vaya muy bien por aqui y nos veremos muy pronto. Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. Jejeje Yo estoy convencida de que nunca nos quedará igual pero aún así sigo tejiendo pues el efecto terapéutico es muchísimo más efectivo que cualquier consulta psicológica. Ups!!! cuanto lo siento por los psicólogo. Jejeje. Gracias por tu apoyo y recibe un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. Creo q me va a encantar visitarte, pues apesar de q he visto varios blogs el tuyo es genial, la mayoria te pone solo la imagen como si uno supiera q hacer. Te felicito, espero aprender mucho contigo. Desde MEXICO, saludos.

    ResponderEliminar

Gracias por tu visita

Gracias por tu visita
Regresa pronto!!!!

Certificados Año 2012

Certificados Año 2012

Mis actividades en el 2012

Mis actividades en el 2012
 

Copyright © 2009 Grunge Girl Blogger Template Designed by Ipietoon Blogger Template
Girl Vector Copyrighted to Dapino Colada